Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al seguir navegando o al aceptar, consiente el uso de dichas cookies. Puede obtener más información en Política de Cookies, o bien configurarlas y/o rechazarlas pulsando en:

Aceptar

El parque de las cenizas de Deva

2 de septiembre de 2018

Desde el 2009, el Cementerio Municipal de Deva en Gijón cuenta con un espacio alternativo de cara a las incineraciones llamado el Parque de las Cenizas. 

Rodeado de naturaleza y orientado hacia las mejores vistas de la ciudad, nos encontramos este espacio ubicado en el entorno ideal dentro del cementerio para las familias que deciden depositar las cenizas de sus seres queridos. 

Este área de más de 3.000 metros cuadrados dispone de cuatro modalidades de terreno en el que depositar las cenizas de los difuntos. Al entrar, en la zona reservada para las incineraciones, lo primero que se puede ver es un bosque. Un lugar en el que se pueden enterrar las urnas biodegradables y sobre las que crece un árbol, bien un roble o bien un abedul. Al lado de cada uno de esos árboles los familiares pueden poner una placa en recuerdo del fallecido. 

La siguiente instalación es un jardín en el que se pueden enterrar urnas biodegradables, y que da paso a una pradera en la que los familiares de los fallecidos pueden esparcir sus cenizas. Esta última instalación cuenta con un muro de granito en el que se puede colocar una placa en recuerdo del difunto. Por último, y como cuarta opción, está disponible un pebetero, es decir, un gran depósito subterráneo en el que se pueden depositar las cenizas. 

De esta manera, el cementerio consigue ser el lugar de todos, respetando siempre el entorno natural.

 

 

Más información sobre el Cementerio Municipal de Deva en Gijón.